martes, 6 de febrero de 2007

EL DIFÍCIL ARTE DE CALLAR

Por A. Castro

A raíz de un ensayo que Carlos Salinas de Gortari ex presidente de México publicó para Milenio , han proliferado las reflexiones entorno a la relación México –Cuba tema abordado en la citada publicación . Hasta el día de hoy no existe un pronunciamiento oficial por parte del gobierno cubano respecto a la opinión vertida por el ex presidente mexicano . No es de extrañarse que esto ocurra , pues siendo Cuba un país que constantemente se mantiene bajo la lupa internacional , el gobierno de la isla ha adoptado como práctica en su política exterior no dar opiniones , ni comunicados de rebote ; el servicio diplomático cubano sabe que guardar silencio en determinadas circunstancias es una regla de oro .

En México muchos compartieron lo expresado por Salinas de Gortari y no dudaron en apoyar la idea de tender nuevos puentes y retomar el diálogo con Cuba , pues como se sabe durante el sexenio de VFQ la relación entre ambos países quedó muy deteriorada , a mi parecer la razón por la cual el gobierno de Cuba hasta el momento no ha emitido una opinión , es -por que sabe- que a pesar de ser muchas las voces que se han sumado para lograr un verdadero restablecimiento de las relaciones entre ambas naciones , el tema debe ser tratado e impulsado por los órganos del estado competentes para atender los asuntos en materia de política exterior , y que en el caso de México dicha facultad corresponde al poder ejecutivo así como al legislativo a través de la cámara de senadores . Retomar el nivel de relación que se tenía con Cuba implica volver a recuperar las formas , utilizar las vías y canales que existen para lograr el acercamiento entre los países algo que el gobierno panista de Vicente Fox se esmeró insaciablemente por echar abajo y desdeñar.

Pese a la ausencia de diálogo e intercambio que actualmente el gobierno de México tiene con Cuba , el gobierno de aquel país ha sido muy cauteloso y en consecuencia ha decidido no tomar parte , ni emitir alguna opinión respecto a las declaraciones que tanto Felipe Calderón como el presidente venezolano Hugo Chávez decidieron intercambiar , aún a sabiendas de que muchos de los comentarios expresados por Calderón Hinojosa en su pasada gira por Europa hacían franca alusión a los gobiernos de Cuba y Venezuela. El reto más grande de la administración Felipista en cuanto a política exterior se refiere es el de saber administrar sus palabras , algo que Calderón en su reciente gira mostró que en su afán protagonista no está dispuesto a controlar.

No hay comentarios.:

Counters
Enterados de esta lucha