miércoles, 7 de marzo de 2007

Habladurías

Por A. Castro
Las reformas aprobadas el día de ayer por el senado de la república en las que se derogaron varios artículos del Código Penal Federal relativos a los delitos de injurias , difamación y calumnias será la prueba de fuego a la que estarán sometidos los locutores , comentaristas ó conductores , articulistas y otras personas vinculadas a los medios de comunicación , es decir , radio , televisión y prensa escrita.
Ahora será un juez de lo civil aquien le corresponderá valorar si alguien abusando del derecho a la libre expresión cometió injurias , calumnias ó difamación -al emitir su opinión- . En esencia este cambio representa una manera distinta de sancionar estas conductas pues , al estar reguladas en el código penal federal lo que se buscaba era una ejemplaridad en la sanción representada por la pena corporal , entiendase - prisión - . Ahora la sanción será principalmente pecuniaria e impuesta por un juez de lo civil , aunque también podrá obligarse al demandado a realizar ciertas conductas , ya que el objeto de las obligaciones civiles no sólo es de de dar , sino también de hacer o no hacer. Ahora bien , ..¿ Estamos realmente ante una sanción? , habrá que discutirlo , ya que alguien - aun sí ya ha sido sentenciado al pago de daños - puede incumplir ; y sabemos que es una garantía constitucional el que nadie pueda ser aprisionado por deudas de carácter puramente civil . Quizá los litigantes buscaran la forma de que el demandando por cometer algunas de estas conductas llegue a juicio con una garantía que cubra su eventual condena y así tener más certeza del cumplimiento.
Algo que me parece importante , es analizar este asunto de manera integral , me refiero a que la libertad de la que todos los comunicadores gozan para emitir sus opiniones también está relacionada con el tema de la autorregulación en los medios de comunicación masiva . Con la experiencia reciente en el proceso electoral del 2006 y aun concluido éste , en el que claramente los medios hicieron a un lado la imparcialidad con la que se supone deberían conducirse ; la reducción a pesos y centavos- de la responsabilidad por emitir juicios u opiniones , será un punto muy importante a considerar , ya que si de dinero se trata las dos empresas que concentran y conforman el duopolio televisivo en México difícilmente veran en esta reforma un obstáculo , por el contrario les dejan un amplio margen de maniobra. No hace mucho estas empresas dieron otra muestra de la forma en la que explotan un bien de dominio público de la federación como lo es el -espectro radioeléctrico- sólo para satisfacer intereses particulares , pues ante la expectativa de otras empresas para obtener una concesión de televisión , TELEVISA Y TV AZTECA emprendieron una serie de campañas de desprestigio contra quienes tenían este interés , campaña impulsada principalmente por sus comunicadores . ¿ Habrán tomado en cuenta esto los legisladores? .

No hay comentarios.:

Counters
Enterados de esta lucha