lunes, 3 de septiembre de 2007

Y dicen que todo fue terso , ¡ no chinguen !

¿Medio país?
¿Dos países?
por Francisco Rodríguez
Fuente Original aquí
¿CUÁL ES SU APRECIACIÓN?
Medio recinto legislativo de San Lázaro vacío cuando el señor Felipe Calderón permanecía en el salón de plenos significa ¿que sólo medio país está con él o que, en realidad, haydos países?

Tengo mis dudas. Pudiera ser medio país.Pero no lo creo porque hay muchos mexicanos a los que cada vez más la política les vale. Y son mucho más de la mitad. ¿Me creería que algo así como el 90 por ciento de los casi 105 millones de habitantes que, dicen, hay en México?. Me inclino más por la versión de que en realidad somos dos países compartiendo un territorio, pero no la misma lengua, ni las costumbres, y sin seguridad. Uno, el México del panismo oficial . El que de dientes para afuera defiende “la ley y el orden”, pero en casa esclaviza y tiraniza al personal a su servicio: trabajadoras domésticas, sí, pero también obreros y empleados de sus empresas. Es el México de los jardines bien recortados. El de las tarjetas de crédito pagadas a tiempo, y los ‘shoppings’ cuando menos semestrales a los ‘outlets’ fronterizos.
Otro México, el de quienes no serían admitidos en el PAN –carajo, ¡ todavía hay clases !—que vive en hacinadas unidades habitacionales que ya generan problemas de créditos vencidos, irritación y desesperanza.
¿O serán tres países, tres realidades? Porque ahí están esos otros, los que no tienen voz pues la perdieron de tanto gritar y no ser escuchados. Es el de las casuchas de los pueblos y villorrios dispersos en cada vez más empobrecidas áreas rurales, que forma fi la para cruzar la frontera, en busca de un destino distinto, con los riesgos que ello implica. Tenemos dos, tres, muchos países. Dos, tres, muchas realidades completamente diferentes que no se comunican y que no quieren comunicarse.
Muy surrealista, como todo por acá. Y el México oficial , el México bonito y sin problemas queda “con mejor sabor de boca”, porque no hubo gritos ni sombrerazos en la ceremonia del primer día de septiembre. Así lo ha dicho el ¿secretario? de ¿Gobernación?, Francisco Ramírez Acuña, a quien los arbustos sobre el pasto bien recortado no le dejan ver el bosque en llamas.
O quienes, censuran, porque no dejaron ver a los televidentes el mensaje de la presidenta del Congreso de la Unión, Ruth Zavaleta, explicando el porqué medio Poder Legislativo, ella misma, abandonaba el evento: “No puedo aceptar recibir un documento de quien proviene de un proceso electoral legalmente concluido, pero cuestionado en su legitimidad por millones de mexicanos”.

¿Gobernación? ¿Presidencia? ¿Cepropie? Prohibió el México bonito, el del ‘canal de las estrellas’ , que el otro país, el estrellado, viera la realidad de un país dividido, partido, polarizado.
Un país que acepta lo que le den. Otro queno recibe ni migajas. Medio recinto legislativo vacío. Haciendo el vacío a ese México impostado, irreal, que se niega a sí mismo la posibilidad de reconocerse fracturado.

¿Medio lleno? ¿Medio vacío?

No hay comentarios.:

Counters
Enterados de esta lucha