martes, 9 de octubre de 2007

UNA IMAGEN QUE CUIDAR

Por A. Castro

Ordenar sus ideas sería una buena recomendación para Norberto Rivera Carrera , después de escuchar sus declaraciones a los medios de comunicación afirmando sentirse amenazado y vulnerable a un atentado en contra de su persona , situación que lo hace vivir en la zozobra. El Cardenal Rivera señaló que a través de llamadas telefónicas tanto a las oficinas de la catedral metropolitana como a la basílica de Guadalupe , es como ha sido blanco de amenazas de muerte. En el mismo sentido el director General de Comunicación Social del Arzobispado Hugo Valdemar afirmó que detrás de las protestas y agresiones contra el Cardenal Rivera se encuentran miembros del PRD.

Como muchos estoy en contra de cualquier tipo de violencia e intimidación a cualquier ciudadano , se trate de quien se trate . En este sentido no queda otra más que condenar las amenazas al jerarca de la Iglesia católica en México, si es que estas en verdad ocurrieron . Lo que no deja de causarme asombro es que teniendo claro quienes son sus agresores ¿ Por qué no ha denunciado los hechos a las autoridades y prefirió hacerlo a los medios de comunicación? .

Las contravenciones a la ley de asociaciones religiosas y culto público que garantiza entre otras cosas el respeto a las iglesias es competencia federal , entonces , no es excusa no haber acudido a las instancias competentes para que se tomaran las medidas pertinentes aduciendo desconfianza a las autoridades del Gobierno del Distrito Federal , en todo caso la vía institucional ha estado expedita , pero la desdeñó. Por otro lado , aunque insista en tener conocimiento acerca de sus agresores sino ofrece pruebas fehacientes de sus aseveraciones sus señalamientos seguirán siendo sólo declaraciones temerarias hasta en tanto la investigación no sea encauzada en la forma y no guiada por elucubraciones .


El Cardenal Rivera ha tenido durante este año una participación muy activa , lo mismo criticando a quienes decidieron formar parte en el desnudo masivo en el Zócalo capitalino que “ amenazando” con excomulgar a los Diputados y al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México al aprobar las modificaciones al código penal local en materia de aborto . Sin olvidar que también ha sido citado a juicio en relación a una acusación por pederastia, en el que se le señala su participación en grado de encubrimiento a la parte denunciada.

Mas allá de la postura que debe asumir éste jerarca al defender los principios de la Iglesia Católica , sus apariciones ante los medios de comunicación así como sus homilías han sido abiertamente una apología a la intolerancia y la provocación .


“ Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” , el Cardenal Rivera debería tener presente que él al final del camino es un ciudadano sujeto a derechos y obligaciones emanadas de la ley ( del hombre) , la cual también está obligado acatar . Preferir los micrófonos y las cámaras de televisión como instrumento de denuncia e incluso acceder a través de ellos a ejercer su derecho de petición , es sin duda manifestación de su acostumbrada perversidad , a veces como golpeador pero desde el púlpito.

No hay comentarios.:

Counters
Enterados de esta lucha