domingo, 4 de noviembre de 2007

Desbordados

Por A.Castro

Lo ocurrido en Tabasco es una tragedia . Si en éste momento resulta impactante ver sumergido al ochenta por ciento del estado , constatar los daños cuando el agua descienda será igual o más devastador.
Y como siempre sucede en acontecimientos como los que se están viviendo en el sureste del país , la sociedad toma la delantera y en franca señal para contrarrestar los efectos de la naturaleza , la ayuda para la zona afectada literalmente se desborda .
De entre las aguas de la desgracia emerge - la solidaridad - que desde hace ya bastante tiempo es un bastión de la sociedad mexicana .

Es motivo de orgullo ser testigo de la respuesta de la gente , lo mismo aportando un par de latas , una garrafa de agua o una bolsa de frijoles . En una especie de costumbre , cuando se convoca a tender la mano a otro mexicano , ocurre que siempre dan más los que menos tienen . La muestra está en que lo que ha faltado es el transporte que lleve lo recolectado . La indiferencia y el desinterés de ciertos grupos de empresarios dedicados al transporte de carga por tierra así como el de las aerolíneas , sencillamente los pinta de cuerpo entero , allá su conciencia.

Si el derroche de buena voluntad de nuestro pueblo sirve de aliciente o incentivo para que los tabasqueños mantengan incólume el ánimo , entonces debemos seguir apoyando hasta donde se pueda . Las consecuencias que este hecho traerá son inconmensurables ; se habla de más de un millón de afectados , familias enteras que lo perdieron todo, desde su patrimonio hasta sus empleos y fuentes de ingreso. Ello debe movernos e impulsarnos para no desistir en las labores de ayuda.
Para algunos es un acto de honestidad de parte de las instancias federales y estatales haber reconocido que el problema los superó , sinceramente pienso que ésta declaración por el contrario es motivo de vergüenza. Esto es así porque independientemente de que las inundaciones fueron ocasionada por la elevación de los niveles en los ríos y por la precipitación pluvial que se presentó la semana pasada , expertos en la materia han señalado la existencia de un deficiente sistema de contención de estas aguas , mismo que podría haberse subsanado con la inversión en obras destinadas a evitar que la creciente de los ríos llegara hasta las zonas urbanas . El presupuesto asignado a la materia se dirigió a otros rubros . ¿ En qué se gasto ese dinero? y ¿ Quién tomó esas decisiones? son preguntas que deberán responderse .
Ante situaciones como la ocurrida en Tabasco y Chiapas sin duda la participación social se vuelve fundamental , pero no debemos olvidar que es obligación del gobierno prever , orientar recursos y hacer frente a los problemas que por hechos de la naturaleza o por causa humana se presenten . No se debe permitir que pase como un falso acto de honestidad , conductas que son a todas luces negligentes.

No hay comentarios.:

Counters
Enterados de esta lucha