viernes, 16 de noviembre de 2007

TRASFONDO

Por A.Castro

Las expresiones fueron muy claras “ Aquí no nos ha llegado nada” , ese fue el tenor de los comentarios de los habitantes de los zonas más alejadas de Villahermosa que vivieron la tragedia de las inundaciones en Tabasco. Algunos medios ( los menos ) informaron que el flujo de ayuda proveniente de los diferentes estados de la república era constante , la dificultad se encontraba en los canales y la forma para distribuir todo lo que estaba llegando.

Bajo estas circunstancias no podemos afirmar que los tabasqueños que fueron instalados en los albergues de la capital del estado gozaron de algún privilegio , inmersos en la angustia e incertidumbre - quién - de ellos podría sentirse aventajado. Lo único cierto es que teniendo esa ubicación la ayuda les tardaría menos en llegar. Hacer frente a una situación tan apremiante como lo es la escasez de alimentos y agua durante una contingencia tal y como ocurrió en Tabasco no admite dilación burocrática . El bien jurídico a proteger en una situación de emergencia es la vida e integridad de las personas , hacer prevalecer los formalismos gubernamentales es un asunto secundario y de poca sensibilidad.


Lamentablemente el gobierno de tabasco y el federal tienen otra percepción , lo relevante para ellos es conservar la jerarquía . Andrés Granier ha pedido que no se saque raja política con la ayuda a los damnificados , algo que él no está dispuesto a cumplir pues a la menor oportunidad publicita su nombre e imagen ya sea con una manta o un cartelón en los lugares en donde se reparten despensas. Aún sin salir de la crisis y distrayendo su atención de los asuntos verdaderamente importantes , el gobernador de la entidad lanzó críticas al gobierno capitalino por la forma en que ha hecho llegar las aportaciones en especie provenientes de la capital .



Error de fondo el que está cometiendo “ El Químico” como es conocido el priísta Granier en su estado ; si en los vehículos de trabajo , plantas potabilizadoras e indumentaria de los funcionarios que han llegado a prestar su servicio a la zonas afectadas figuran signos distintivos del Gobierno de la Ciudad de México no es publicitar a Marcelo Ebrard , el jefe de gobierno así como su gabinete son en esencia representantes de los habitantes de la capital , es decir , a través de sus trabajadores los ciudadanos del Distrito Federal contribuyen y ayudan a la población afectada.



Los funcionarios del D.F que en estos momentos se encuentran en el estado de tabasco lo hacen por un gesto de solidaridad y fraternidad con el pueblo de aquella región , ellos seguirán cobrando su sueldo con los impuestos de los que habitamos en la capital , bien podrían haberse quedado aquí , pues la complejidad de su manejo da para trabajar los 365 días del año ; pero se optó por delegar responsabilidades y ofrecer la experiencia que se tiene en la materia desplazándose a las zonas afectadas para brindar apoyo y recursos.



Instituciones particulares que se han sumado a la colecta de víveres para el sureste , suelen empacar sus aportaciones en cajas o bolsas en las que aparece el nombre o logotipo de donde provienen , es el caso de las fundaciones de varias instituciones bancarias de nuestro país . Es una práctica común , situación que echa abajo los argumentos del gobernador Granier en el sentido de que sólo los paquetes del DF vienen etiquetados , deja pues en claro el ánimo doloso de sus declaraciones.

No hay comentarios.:

Counters
Enterados de esta lucha