sábado, 5 de enero de 2008

¡ Qué manera de comenzar !

Por A Castro


Inicia este 2008 y la incertidumbre sigue estando presente . El tema económico pone a temblar a cualquiera . Los comerciantes han empezado a notificar a sus clientes el aumento en los precios de los bienes que expenden , lo mismo en los grandes que en los pequeños establecimientos , resultado de su mal llamada reforma fiscal.

Al margen de esta situación que como se anticipaba detonaría una crisis , se encuentran en lo político varias asignaturas pendientes . De entre la lista destaca el asunto de la reestructuración del Instituto Federal Electoral , proceso que aún sin concluir nos ha dado muestras pintorescas del mentado “manejo institucional” de nuestro país . Una de tantas fue el sainete protagonizado por Luis Carlos Ugalde que culminó con su renuncia al instituto acompañada de su buena dosis de despecho.


La decisión sobre - ¿ quién sustituirá a Ugalde ? - se mantiene en suspenso ; pero tendrá que resolverse en los primeros meses de este año. Tiempo que será ocupado por algunos para apuntar la artillería en contra de Andrés Manuel López Obrador y del gobierno legítimo , ofensiva de la cual ya hemos visto varias muestras en ésta semana . El pretexto más recurrido para esta nueva serie de ataques es el supuesto nexo con uno de los aspirantes a ocupar el cargo ; el ministro Genaro David Góngora Pimentel.


Creo que siendo un hombre de leyes todos aquellos que han escrito entorno al tema poniendo al ministro Góngora a nivel de un dependiente que estaría al servicio de Andrés Manuel , deberían por lo menos comprobar sus dichos , pues todo lo que se ha escrito hasta el momento ha sido resultado de un entripado y no de argumento fundado .


No existe el más mínimo indicio de que a través de tergiversar la ley , el ex presidente de la suprema corte hubiese favorecido con alguna de sus resoluciones a López Obrador . Disentir del criterio de la mayoría de los miembros de la corte es una facultad que tiene todo ministro y se hace posible mediante una figura regulada por las normas que rigen la actividad de este órgano jurisdiccional , es decir, el voto particular . Entonces hacer parecer el derecho a no estar de acuerdo como una actitud parcial es una aseveración con saña que lleva un negro propósito


La realidad es que es poco probable que el puesto de consejero presidente del Instituto Federal Electoral sea ocupado por Don Genaro Góngora , evidentemente a los grupos de poder ( incluidos los periodistas chayoteros y los medios para los cuales trabajan ) , les causa una crisis de miedo saber que pueden perder el control del IFE como lo han venido haciendo .


Quizá al final de cuentas tengan razón de sentirse amenazados , tan sólo por la idea de que a éste órgano electoral pueda conducírsele con rectitud e imparcialidad después de haber hecho de él un burdel . Si a ello obedece la ojeriza en contra del ministro Góngora ; entonces su temor es fundado.

No hay comentarios.:

Counters
Enterados de esta lucha