viernes, 21 de marzo de 2008

Entre el Sol y la penumbra


Por A.Castro

Si el objetivo del proceso electoral del domingo pasado hubiese sido renovar la dirigencia de los priístas o panistas nada habría pasado cualquiera que fuera el resultado . ¿ Qué diferencias puede haber entre Santiago Creel , Federico Döring , Germán Martínez , Héctor Larios , Manlio Fabio Beltrones , Emilio Gaboa o cualquier otro nombre que se le quiera poner a esta lista si de competir por liderar a sus respectivos partidos se tratara? , yo no aprecio ninguna .

Las tareas del PRI y del PAN son sencillamente la mismas , trabajan con una agenda de negocios en la que sólo se espera el cliente en turno . Las grandes crisis económicas y los saqueos que hemos vivido en nuestro país de los cuales seguimos pagando las consecuencias tienen como autores materiales e intelectuales a miembros de estas fuerzas políticas.

El PRD quizá no es el paradigma de un partido político , hay en él serias deficiencias y sobre todo prácticas poco constructivas que lejos de afianzar y fortalecer al partido lo debilitan , pese a ello es la única fuerza opositora que funge como un contrapeso ante la voracidad y ambición de la derecha en México . La contienda entre Alejandro Encinas y Jesús Ortega por encabezar al partido de la revolución democrática es una confrontación por hacer ostensibles las diferencias entre el PRD como un partido de izquierda o mimetizarlo con el PRI y con el PAN .

La visión política de Jesús Ortega , Ruth Zavaleta , Rene Arce , Jesús Zambrano entre otros militantes perredistas es la de un partido comparsa y no de un partido con identidad . Bajo el discurso de la institucionalidad se pretende hacer del PRD una fuerza política blandengue destinada a doblar la cerviz , so pretexto de hacer de éste un partido “ moderno” .

La aceptación y el liderazgo de personajes como Andrés Manuel López Obrador o Alejandro Encinas es reconocido porque han sabido equilibrar y hacer valer la representación social y la política y en muchos casos priorizar en ellas . De nada sirve ser celoso de las formas cuando se atenta contra los intereses de una generalidad . En México abundan los ejemplos de como cumpliendo los exhaustos formalismo y hasta el protocolo con la mano en la cintura le han dado en la madre al país , ahí tienen el TLCAN de Salinas en temas fundamentales como el agropecuario.


El resultado de las elecciones del PRD que aún se mantiene pendiente impactará notablemente en el rumbo de nuestro país , vivimos momentos decisivos en los que poco ayudaría una actitud colaboracionista y timorata como la que se pretende implementar de llegar NI a la dirigencia del sol azteca
.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

buen artículo, nunca había leído este blog, felicidades. lo agregaré a mis favoritos.

A.Castro dijo...

Anómimo , gracias por la consideración.

Saludos.

Counters
Enterados de esta lucha