lunes, 16 de junio de 2008

HAMLETOTIANDO


Por A.Castro


Pasamos del que tiró la piedra y escondió la mano al otro que vino a darse golpes de pecho. Estas son las dos visiones que han ofrecido los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León en sus respectivas apariciones públicas en territorio nacional , ambas con fines propagandísticos . En franca acción con jiribilla Salinas de Gortari presentó su libro intitulado “La década perdida “ que por una extraña razón coincidió con la entrega del proyecto de reforma petrolera al congreso ; un cohete cebado que lo único que hizo fue sembrar expectativas ante la posible defensa que asumiría Ernesto Zedillo por la serie de imputaciones que se hacen en la citada publicación , principalmente relacionadas con las políticas económicas que se siguieron después de concluido el Salinato.


La semana pasada Zedillo participó como ponente en la Expo Management y Foro Económico en la ciudad de México , destinando gran parte de su exposición a analizar algunos temas regionales vinculados a América Latina y el rol que juega ésta en la globalización , así como las medidas necesarias para asegurar su crecimiento . En alusión a México comentó que durante una década se dejaron de aprovechar muchas ventajas , y ahora se empiezan a cerrar ventanas de oportunidad. Aunque su visita tuvo el propósito de hablar en prospectiva , es muy difícil desvincularlo de su pasado.


Para algunos Ernesto Zedillo Ponce de León en su gestión como presidente osciló de héroe a villano , calificativos que serían propios para un seguidor o un detractor ; pero yo al -no- ubicarme en ninguno de los dos supuestos me constriño a decir que fue uno más de los eslabones en la cadena de corrupción , impunidad y malos manejos característicos del régimen priísta .

Con todo y la debacle económica que se vivió en sexenio 1994- 2000 , el Zedillato contó en sus primeros tres años con toda la fuerza del presidencialismo clásico , entre ellos el control absoluto sobre los otros dos poderes de la unión , dominio en el congreso y sobre los ministros de la corte ¡ Qué más se le podía pedir a la vida! . Las primeras reformas “sustanciales” al poder judicial federal se dieron entre 1996 y 1997 y fue también en la segunda mitad de éste periodo presidencial que se dio la primera contestación del informe anual del ejecutivo a cargo de un diputado de oposición (partidista) , intervención que correspondió a Porfirio Muñoz Ledo con un discurso memorable.



El sello de la casa fue el llamado “error de diciembre” que tiene como origen la economía sostenida con pinzas y de apariencia que heredó Salinas a Zedillo , pero éste último lejos de enderezar el barco lo mandó a pique . El supuesto rescate financiero evitó que se descapitalizaran los bancos nacionales , no como una estrategia para de apuntalar nuestra economía , sino como una manera de remozar el negocio para preparar lo que años después vendría , su venta a extranjeros . Como era de esperarse las perdidas se socializaron convirtiéndolas en deuda pública que hasta el día de hoy las seguimos pagando.


La fijación que ambos personajes tienen por hablar de la década perdida no es otra cosa que una furris maniobra para eludir la responsabilidad histórica que se ve les -pesa bastante- , la otra , la que debió haberse ejercitado en su momento y que acarrearía para ellos consecuencias jurídicas , estaba muy lejos de su estatura como gobernantes , esa nunca se habría podido dar entre alcahuetes.


¿ Tuvo o no responsabilidad Zedillo en el estancamiento de la economía y desarrollo que México ha padeciendo desde hace mas de diez años? . La respuesta es afirmativa , pero no creo que sea diferente a la que tiene Fox , Salinas y el propio Calderón , todos miembros del mismo clan el PRIAN .





***Cruzada nacional en contra de la amnesia , principal padecimiento que sigue aquejando a miles de mexicanos.

No hay comentarios.:

Counters
Enterados de esta lucha