viernes, 1 de agosto de 2008

Cuando las relaciones no son un fin sino un medio.

Ruth y los medios

Por Francisco Rodríguez en Índice Político





LA HAN ENSALZADO tanto que hasta ella se lo creyó. La señora Ruth Zavaleta es ejemplo clarísimo del poder que sobre el imaginario colectivo ejercen los medios de comunicación electrónica, las más de las veces con mayor fuerza que los llamados “poderes legalmente constituidos”.

Tales medios, en efecto contribuyen a delinear la silueta del pensamiento de la sociedad; trazan nuestras agendas de temas o puntos a discutir (agregando los que a ellos interesan y suprimiendo a discreción aquellos que no les importan); crean, ensalzan o destruyen la reputación u honorabilidad de las personas, consideradas aisladamente o agrupadas.

Santiago Creel ha dado prueba fehaciente de mucho de lo arriba apuntado. Y reaccionó. Tarde, pero reaccionó.

Es Zavaleta, en cambio, quien ha caído inocentemente en el garlito que le construyeron sólo para contrastar sus actitudes y declaraciones “institucionales” con las de los opositores a la actual Administración, quienes son presentados cual tribales,sectarios, violentos, faltos de argumentaciones y cuanta lindura se les ocurra endilgarles.

La señora Zavaleta se hizo notoria cuando, en reunión que algunos consideraron non sancta con el joven secretario de Gobernación, se erigió en víctima de maledicencias sobre supuestos o reales toqueteos a sus extremidades inferiores. Quizá fue ahí que los estrategas la escogieron para enarbolar su campaña de contrastes.


El boom de Zavaleta sobrevino tras la presentación de las iniciativas del señor Felipe Calderón para reformar el régimen de propiedad –hasta hoy de la Nación— del petróleo. La señora, entonces, condenó a sus pares partidarios que ocuparon las tribunas de ambas Cámaras del Congreso de la Unión para presionar –lo que consiguieron— por la apertura de un foro en el que se discutieran las mismas.


Y de ahí, pa’l real. Entrevistas en espacios prime-time. Portadas. Grandes elogios de los más connotados comentaristas. Todo orquestado. O cuando menos, cual sucedía a los perros de rancho que decía el cacique potosino Gonzalo N. Santos, todos ladrando, aunque sólo el que iba adelante sabía el porqué y para qué el aullido.


Y hoy, la todavía presidenta de la Cámara de Diputados, insufl ada, ya hasta en la agenda internacional del país está metida doña Ruth Zavaleta. Suficiente como pocos y pocas, cancela una reunión con la señora Nancy Pelosi, speaker de la Cámara de Representantes del Congreso del imperio... y más tarde la “reagenda”. Dice moverse en los círculos cercanos al candidato presidencial Barack Obama, a quien pretende traer a México para que el nuestro sea también su territorio de campaña.


Y ha viajado a Rusia. También los sellos migratorios o visados de Italia, Brasil, Cuba, Chile aparecen en su pasaporte.


Trae viada o gran arranque interno, además.
Por estos días, lo mismo se ha autopostulado cual adelantada candidata a la gubernatura de Guerrero, lo mismo que a coordinar, en sustitución del señor González Garza, a la diputación federal perredista, lo mismo que a encabezar al propio PRD.

Bien, pero ¿qué pasará cuando ya no sea funcional a los intereses que ahora la promueven?

¿También destruirán su, hasta ahora, buena estrella?

Ya lo veremos. Y pronto.



www.indicepolitico.com

2 comentarios:

Laura Zamora dijo...

Supongo que ella ha elegido con la gente que quiere trabajar. Una lástima dar la espalda a una causa de esa forma.

Basta ver como el gobierno de FCH no tiene consideración por los elementos de su equipo: todos removidos según convengan sus intereses, la lista es larga y seguramente irá en aumento.

Cuando te sumas a una causa es por un proyecto en común; en el equipo de Calderón sólo los une la ambición desmesurada, debe gustar ser manejados como piezas de ajedrez para apoyar lo que hace… que pase lo que tenga que pasar… el que con lobos se junta a aullar se enseña, dirían por allí.

Vergonzoso el papel de los medios de comunicación.

A.Castro dijo...

El antecedente más reciente de ésta clase de relaciones utilitarias que terminan mal , se dio con Demetrio Sodi.

- Demetrio- "sorry" ; le dijo alguna vez Julio Hernández López magistralmente .

Poco a poco se fue desmarcando del PRD y terminó por ser el candidato del PAN a la jefatura de gobierno y .. ¿ dónde está ahora?

Le aplicaron la ley del Kleenex


Un saludo Laura.

Counters
Enterados de esta lucha