jueves, 25 de septiembre de 2008

Nada es para siempre o No hay mal que dure cien años

“REVOCACIÓN DE MANDATO”


Por Juventino V.Castro y Castro *



En el sistema parlamentario prácticamente no existe más que un sólo Poder Público: el Legislativo, que en ese sistema es conocido como Parlamento.

No existe el Poder Judicial, como sí ocurre entre nosotros, que nos adscribimos al sistema presidencialista.

Tampoco –propiamente- el Poder Ejecutivo (presidido por un Presidente, un Rey, un Emperador, o un Príncipe), ya que el verdadero y único detentador del Poder (el Parlamento), no sólo legisla sino que se encarga de administrar al país por medio de un cuerpo colegiado especial (al cual llaman Gabinete ), que preside la persona que finalmente acepte el propio Parlamento, ya porque es propuesto por el partido mayoritario que tiene preeminencia electoral, o bien porque logra una coalición con el partido que le sigue en elementos electos, o un entendimiento de partidos políticos, a quien el Jefe de Estado llama para formar Gabinete.


Tampoco existe como tal en ese sistema un Poder Judicial. Lo que como tal conocemos en el presidencialismo, en realidad es una jurisdicción contenciosa, encabezada jerárquicamente por el Tribunal más prestigiado (de Casación; de Apelación; o de cualquier otro que llene los requisitos legales indicados), quien realiza funciones judiciales totalmente pertenecientes a los tribunales que no constituyen propiamente un Poder Público, a pesar de su importancia.


El Gabinete (bajo su más estricta responsabilidad) encabeza la Administración Pública del país, pero en todo momento es vigilado (en ocasiones por un ombudsman ) directamente por el Parlamento, de manera que si el Gabinete o su Presidente no dan la medida que espera el Parlamento, le basta a éste, en el seno de sus sesiones ordinarias, dictar un voto de desaprobación o de censura , con lo cual el Gabinete “ cae ” , o sea se disuelve y debe nombrarse otro en su substitución.

Por ello en el sistema parlamentario es tan delicado que los legisladores muestren su descontento con la forma bajo la cual actúa la administración pública, porque en ello los administradores públicos se juegan “ el pellejo ”.

No ocurre lo mismo en el sistema que finalmente hemos adoptado. Los legisladores pueden mostrar su disgusto por la forma en que se administra el país, y hasta llegar a insultar a quien encabeza la Administración Pública –o a sus Secretarios-, sin que pase –institucionalmente- nada. Absolutamente nada.

En el presidencialismo (error enorme de lesa política ) el Titular del Ejecutivo gobierna por un tiempo determinado (cuatro años en los primeros años de nuestro Gobierno revolucionario; seis años a partir de la llamada Institucionalización), iniciándose el nuevo término con el General Lázaro Cárdenas del Río, inspirador de que el Ejército Revolucionario dejara de gobernar a través de un General de División, o cualquier persona que tuviera a sus espaldas a un General fuerte, política y socialmente.

Puede resultar malo, pésimo, perjudicial, pero a un Presidente de la República electo (?) por seis años, no hay forma institucional de separarlo de su cargo, de regresar a la libertad soberana.
El artículo 108, segundo párrafo de la Constitución Política , textualmente dice: “El Presidente de la República durante el tiempo de su encargo sólo podrá ser acusado por traición a la patria y delitos graves de orden común”.


Y cualquiera entiende que administrar torpemente, ineficazmente, al país, ni es traición a la patria, ni tipifica un delito grave del orden común. Se trata simplemente de que la mayoría de los votantes (si no hubo fraude electoral) palmariamente se equivocaran al elegirlo. Pero éstos, sus partidarios, así como el resto de los mexicanos que votaron por otro o por ninguno, se deben tragar –íntegro- al torpemente electo, los indigeste o no.


Para seis años se le eligió; por seis años debemos aguantarlo. Aunque sea ignorante, cínico, y muy amigo de sus “cuates” o de sus “parientes”, e ilícitamente los favorezca o los sostenga en altos puestos. Al que proteste: doble ración .

No a todos los países del orbe que hayan adoptado el presidencialismo les sucede lo mismo. Son países demócratas –no fatalistas -, que no cierran los ojos ante las injusticias y las tropelías.

Visto el defecto observado en el sistema de gobierno, no se limitan a aguantar al inútil que de alguna forma recibió o trampeó su voto. Su reacción tiene la misma alta calidad de ser un procedimiento democrático.

Partiendo de la base de que el pueblo es el único soberano, y la única fuente del poder, sin contradecir su democracia representativa, ejercen, con pleno derecho y razón, su democracia participativa.

Entre otras interesantísimas instituciones (que incluyen al referéndum , al plebiscito y a la consulta popular) adoptan con lógica dentro de su texto constitucional lo que generalmente se conoce y clasifica como revocación de mandato .

Es decir, se advierte (no forzosamente por el Legislativo o el Judicial) que el Jefe del Ejecutivo es un inepto, un inmoral o un parcial, y se cita al pueblo soberano, pidiéndosele que –a pesar de no haber transcurrido todo el periodo presidencial votado-, se está en el caso de preguntarle al pueblo si se le revoca el mandato al que fue nombrado por el propio pueblo, o se le confirma con todo y sus defectos. Es auténticamente un acto soberano.

¡Es lógico! ¡Es acto de acuerdo al instituto jurídico del mandato instituido para nombrar y revocar nombramientos de aquellas personas que deben representarnos en actos que no podemos (o no estamos preparados) para atender personalmente, y que finalmente resultan un fiasco!
¡Y tan, tan!
* Ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación , Doctor en Derecho y Especialista en Amparo , Penal y Constitucional.
pensamientos@juventinovcastroycastro.com.mx

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Trivialidades

Sé que el horno no está para bollos , mucho menos para trivialidades . Siempre he destacado el parecido que a mi juicio tiene el coordinador de la bancada panista en la Cámara de Diputados Héctor Larios con Oliver Hardy , pero hoy en su conferencia de prensa se clavó solito , queda la imagen para el recuerdo.


Oliver Hardy ///// Héctor Larios




Laurel y Hardy ( El gordo y el flaco)

martes, 23 de septiembre de 2008

Se dice tan fácil


Por A.Castro


Se lleva acabo en estos días la glosa a la rendición de cuentas que el titular del ejecutivo federal presentó por escrito el primero de septiembre por conducto del secretario de gobernación al congreso . Con las modificaciones a la constitución publicadas en el diario oficial de la federación el 15 de agosto de este año , cuando alguna de las cámaras con motivo del análisis del informe cite a comparecer a los secretarios de estado, al procurador general de la república y a los directores de las entidades paraestatales, estos rendirán los informes respectivos bajo protesta de decir verdad.


Se trata de una reforma constitucional que pasa inadvertida y sin interés porque la población sabe conforme a la experiencia que el deporte nacional que desplazó desde hace mucho tiempo a la charrería es saltarse la ley con y sin obstáculos. Qué más da entonces añadirle o suprimirle texto a la carta magna , si al final quienes la modifican no la cumplen . A pesar de éste panorama gris y de estar consciente que las posibilidades de hacer efectiva la nueva disposición constitucional es una entre noventa y nueve , los alcances de la 'protesta de decir verdad' que se incluyó en los artículos 69 y 93 reviste importancia, pues no es cosa menor apersonarse para hablar sobre el estado que guarda la administración haciéndose sabedor que faltar a la verdad en el ejercicio de un encargo público constituye un delito que se sanciona con pena privativa de la libertad.


Usualmente se acude a la definición dada por Joaquín Escriche en su diccionario para explicar el concepto , entendiendo a la protesta como la testificación o declaración espontánea que se hace para adquirir o conservar un derecho o preservar un daño que pueda sobrevenir . Se dice así porque quien lo hace no tiene ánimo de hacer lo que va a hacer . […] es un remedio para cuando uno hace algo contra su voluntad y con gran perjuicio suyo , algo que se le manda y se ve forzado a hacerlo por el miedo , la opresión o el respeto reverencial .


Como se advierte la definición del d. Escriche es bastante amplia y abarca los dos principales sentidos que le da a la protesta. Sobre la especie y tratando de clarificar el concepto basta tener presente que ‘protestar decir la verdad’ es una promesa de exponer hechos ciertos. Sólo a manera de ejemplo y reconociendo su origen histórico podemos decir que lo se vierte es un juramento , aunque éste término se dejó de utilizar a fin de evitar reminiscencias religiosas .


¿ Qué pasa entonces si se incumple esa promesa?


Aquí lo obvio es lo lógico , y se estaría frente a una falsedad . Ese es el mismo nombre que lleva el Título décimo tercero del código penal federal , siendo el capítulo V ,dentro del mismo , el que describe la conducta específica con el nombre de Falsedad de declaraciones judiciales y en informes dados a la autoridad . La referencia al caso que se analiza la encontramos en el artículo 247 en su fracción I al establecer que :


Art. 247.- Se impondrá de dos a seis años de prisión y multa de cien a trescientos días multa :

Fracción I . Al que interrogado por alguna autoridad pública distinta de la judicial en ejercicio de sus funciones y con motivo de ellas faltare a la verdad .



Aunque la constitución en el artículo 69 señala que cada una de las cámaras en el análisis de la rendición de cuentas presentada en la apertura de sesiones ordinarias del congreso podrá solicitar al Presidente de la República ampliar la información mediante pregunta por escrito y citar a los Secretarios del despacho , al Procurador y a los directores de las entidades paraestatales para comparecer y rendir los informes , la 'protesta de decir verdad' no sólo se hace en relación a las preguntas formuladas para dilucidar el informe , lo es en mi opinión , para todo lo que se exponga ante la presencia de los diputados o senadores .

De tal suerte que lo dicho quedará asentado en una minuta cuyo datos y contendidos podrán ser confrontados y determinar así , si lo expuesto , son hechos ciertos


Creo que un ejemplo ayudará a comprender mejor la figura . En la comparecencia que tuvo lugar éste día al secretario de gobernación pudo habérsele preguntado sobre sus actividades en la Secretaría de Energía en el sexenio pasado , si hubiese negado algún tipo de intervención , bastaría exhibir los contratos en los que está estampada su firma para considerar que hay elementos que actualizan el supuesto de falsedad de declaraciones ante una autoridad distinta de la judicial y con ello la probable comisión del delito.


Ya no como ejemplo , sino en los hechos , en su visita a la cámara baja a Juan Camilo Mouriño se le hicieron señalamientos entorno al tema de los contratos , pero en la mayoría de sus intervenciones ante los diputados se dedicó a repetir lo que traía apuntado en sus acordeones.

domingo, 21 de septiembre de 2008

Escupir pal´ cielo......

Por sus caras los conoceréis.......y por lo que escriben también.

"¿Se ha fijado usted en que todos los perredistas parecen como recién espolvoreados con tierra del camino luego de viajar en un camión de redilas? Y ellas... Bueno,"


Luis González de Alba (Milenio , septiembre 21)



sábado, 20 de septiembre de 2008

Cualidad del muégano


¿Unidad para qué?


Por J. Enrique Olivera Arce en Pulso Crítico

Desde lo más profundo de la descomposición del sistema económico y político de la Nación, se llama a la unidad de todos los mexicanos para hacerle frente a la escalada de violencia en que incurre el crimen organizado. Retóricamente suena bien y efectivamente, sólo con la unidad se puede ir al rescate y reconstrucción de un tejido social en crisis en el que todos estamos involucrados. Sin embargo, no son pocos los que desgarrándose las vestiduras claman por ello llevando agua a su molino. Para estos, unidad, es la consigna de moda y el especular sin sustento alguno sobre los responsables de la condenable agresión a inermes ciudadanos en Morelia, es la tarea. Pareciendo discordante y fuera de lugar el que mediáticamente desde el PRI surja la pregunta: ¿Unidad para qué?


Interrogante contra corriente que resulta por demás lógica, cuando al mismo tiempo el Secretario de Gobernación afirma que no habrá cambios en la estrategia del gobierno federal en el combate a la delincuencia organizada., sin mediar una evaluación autocrítica y creíble sobre los resultados hasta ahora obtenidos en la sacudida al avispero. Y mucho menos sobre la situación que hoy guarda el Estado-Nación, caldo de cultivo para la transgresión impune del estado de derecho.


Después del niño ahogado, todos a una a tapar el pozo. (¿Quiénes?) ¿Cómo? ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Con qué? Nadie lo sabe a ciencia cierta, pues para empezar, una guerra no se inicia dando palos de ciego, sin tener claros propósito, objetivos, estrategia, y medios para alcanzar la victoria. Naturalmente, también y en primer término, identificar al enemigo, conocer de sus propósitos últimos, calificando a su vez su capacidad real y potencial para saber a que y a quienes se pretende enfrentar.


Se nos dice de un poderío financiero del enemigo, muy superior a las disponibilidades del gobierno; se habla de sus nexos con aliados externos desparramados por todo el orbe, y se afirma todos los días, que se le va venciendo en la medida del alto número de capos de rostro patibulario que las fuerzas del orden atrapan o eliminan y que, en esa misma medida, son substituidos por otros de igual o sin duda ya, peor catadura. El cuento de nunca acabar. Pero nunca, hasta ahora, se ha tenido la atingencia de informar a la ciudadanía que el ejército de capos y sicarios que operan en el terreno, está al servicio de poderosas empresas criminales y altos ejecutivos que desde lujosas oficinas, con sofisticada tecnología planean y conducen impunemente sus ilícitas operaciones, lo mismo en México que en otras latitudes.


Nada parece indicar que contra estas altas esferas de la delincuencia organizada, personajes de cuello blanco y finas maneras, se privilegie la estrategia de la guerra emprendida. Nada se nos dice al respecto ni se observan avances en tal sentido. La cabeza principal de la hidra sigue siendo un misterio no resuelto. No se conoce al enemigo más allá de los daños que hoy lamentamos.


Por los resultados y daños colaterales, para el común de los ciudadanos queda la impresión de que no se ha tomado para nada en cuenta lo anterior. El enemigo, al que ya se califica “traidor a la patria”, es un fantasma que está en todos lados y al mismo tiempo no está en ningún lugar. Lo mismo podría ubicársele en el bando de los malos que en el de los que se dicen ser los buenos. La corrupción y la impunidad que domina en México, impide establecer distingo alguno para diferenciar a los unos de los otros.


La sabiduría popular enseña que “según el sapo es la pedrada”. Y está visto que no se alcanzará la victoria oponiendo violencia a la violencia en el terreno, si no se combate al corazón del enemigo en su madriguera, oponiendo inteligencia superior a la que hoy por hoy parece dominar en las altas esferas de la industria del crimen, como bien lo saben los señores de las fuerzas armadas que conocen de la manufactura del paño.


Así que unidad ¿para qué? ¿En torno a qué? ¿A los gobernantes en turno? ¿A un sistema de procuración de justicia cuestionado? ¿O a una inexistente política con visión de Estado que sin atentar contra los derechos humanos y clima de libertad cuya construcción ha costado mucha sangre al pueblo de México, haga de la racionalidad, buen juicio, honestidad, y un profundo amor a la patria su estandarte? La unidad a secas, en abstracto, al costo social y político que sea, únicamente conduce al pensamiento único; al fascismo dictatorial que el enemigo real pretende imponernos.



martes, 16 de septiembre de 2008

NOCHE DEL 15
















Ante miles de ciudadanos que asistieron a la ceremonia de El Grito en el Zócalo, planteó las siguientes medidas para frenar el empobrecimiento del pueblo:
1.- Que se cancelen los aumentos de precios de la gasolina, el diesel, el gas y la energía eléctrica.
2.- Que se otorguen becas a todos los estudiantes de preparatoria del país como se hace en el Distrito Federal.
3.- Que se aumente el presupuesto de las universidades públicas para resolver el problema a miles de jóvenes que son rechazados, con el pretexto de que no pasan el examen de admisión.
4.- Que se otorgue una pensión alimentaria a todos los adultos mayores del país equivalente a medio salario mínimo como se lleva a cabo en el Distrito Federal.
5.- Que se entreguen de inmediato los ahorros de los ex braceros
6.- Que se aumente el presupuesto destinado al campo; se establezcan precios de garantía y subsidios al fertilizante y a otros insumos.
7.- Que se construyan las tres refinerías que se necesitan en el país para dejar de comprar gasolinas al extranjero.
8.- Que se cancele la llamada alianza educativa y en particular que no se permita el cierre de las escuelas normales y se otorguen plazas a todos sus egresados.
9.- Que se lleve a cabo un programa de construcción de obras públicas para reactivar la economía y generar empleos, de manera particular deben atenderse la falta de servicios públicos y de vivienda, en beneficio de la gente pobre de los centros urbanos y de las ciudades fronterizas.
10.- Que renuncien de inmediato los secretarios de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, y de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y el procurador General de la República, Eduardo Medina Mora, por carecer de integridad y ser ineficaces en el combate a la inseguridad y la violencia.


López Obrador detalló que cada medida puede llevarse a cabo, si se logra una nueva orientación del presupuesto público. “Por eso, voy a pedir respetuosamente a los legisladores del Frente Amplio Progresista que hagan todo lo que puedan para apoyar estas medidas y frenar el empobrecimiento del pueblo”.

Recordó que es facultad exclusiva de la Cámara de Diputados aprobar el presupuesto público, y “aunque sabemos que siempre se da la práctica del mayoriteo entre el PRI y del PAN, nuestros diputados tienen sobre todo la autoridad moral que les otorga el estar defendiendo realmente al pueblo y a la Nación”.

Fuente : Gobierno Legítimo de México
Imágenes: Agencia Proceso y
Gobierno Legítimo

sábado, 13 de septiembre de 2008

Destreza

Encuentre la diferencia:








Evidencia gráfica , y los señores Marín y Gómez Leyva quejándose porque se les tacha de tendenciosos . Si se lo han ganado a pulso .

viernes, 12 de septiembre de 2008

¿ Qué es la traición a la Patria?

Por A.Castro
El diccionario jurídico mexicano define como traición a la patria al delito contra la soberanía , la integridad o el honor de la Nación-Estado de la cual es súbdito quien lo comete. Desde el punto de vista constitucional y fundado en ella , la traición a la patria es una de las causas por las cuales se puede fincar responsabilidad penal al titular del poder ejecutivo.
El código penal federal en el Título primero denominado “ Delitos contra la Seguridad de la Nación” del libro segundo , establece en su artículo 123 la serie de conductas que se consideran delito de traición a la patria , algunas de las cuales se sancionara con pena de prisión que va de cinco a cuarenta años y multa de hasta cincuenta mil pesos .

Sobre el caso particular de la denuncia presentada por un grupo de juristas y especialistas en contra de Felipe Calderón Hinojosa ante el ministerio público federal , la misma se fundamenta en lo dispuesto por la fracción I del citado numeral que a la letra dice :

Realice actos contra la independencia, soberanía o integridad de la Nación Mexicana con la finalidad de someterla a persona, grupo o gobierno extranjero

Conocerá de la acusación la Cámara de Senadores en los términos del artículo 110 constitucional y será ella quien resolverá con base en la legislación penal aplicable. (Art. 111, párrafo IV). Es decir , aplicando las penas y multas que el código penal establece.
Además se infiere que al acreditarse la responsabilidad por dicha conducta , procederá también la separación del cargo.

Si bien es cierto como lo concluye don Enrique Sánchez Bringas “ el Título IV de la Constitución mexicana es el que menos eficacia práctica ha tenido desde que nuestra Carta fundamental fue expedida en Querétaro en 1917”1 . “ ……….de ninguna manera puede conducirnos a considerar que el titular del Poder Ejecutivo Federal puede actuar impunemente , por sí y ante sí ” 2

____________________


(1) Derecho Constitucional ,5a ed, Porrúa ,México 2000

(2) idem

lunes, 8 de septiembre de 2008

Vía Jurídica


Acusan juristas a Felipe Calderón de ejercer su cargo “con fines ilícitos”


■ Someter la industria petrolera al capital privado equivale a “traición a la patria”, advierten

■ Lo culpan de pedir la “complicidad” del Congreso de la Unión para que su reforma sea aprobada


Por Alma E. Muñoz

F
elipe Calderón ejerció “con fines ilícitos” su cargo de presidente de la República al enviar seis iniciativas de ley en materia energética a fin de “someter” la industria petrolera nacional al capital privado extranjero, y con ello incurrió en “traición a la patria”, señala el borrador del documento que un grupo de juristas prepara en torno al desempeño del jefe del Ejecutivo.


Como parte de los argumentos, se le acusa de solicitar la “complicidad” del Congreso de la Unión, al enviar esas iniciativas en abril y mayo pasados a las cámaras de Senadores y de Diputados, respectivamente, para que las aprueben.


Los juristas, vía legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP), solicitarán que se inicie el procedimiento correspondiente en San Lázaro en contra del panista y, con base en los artículos 108, 110 y 111 de la Constitución, se le acuse ante el Senado de la República.


Los juristas y expertos –Jaime Cárdenas Gracia, Jesús González Schmal, Raúl Carrancá y Rivas, además de Virgilio Caballero– consideran que Calderón Hinojosa, “presidente por decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”, promovió las iniciativas “en demérito de la independencia y soberanía de la nación mexicana”, y por tanto incurrió en delito.


Señalan que se atacan los artículos 27 y 28 constitucionales al pretender que se anulen efectos normativos para entregar el crudo a particulares, especialmente extranjeros, con base en una norma secundaria, lo que implica “un fraude a la Constitución, pues anula preceptos que aseguran el control exclusivo del Estado respecto de la localización, extracción, procesamiento, almacenamiento, así como distribución, transporte y comercialización de petróleo, hidrocarburos y petroquímica básica”.


De igual manera cuestionan que, con la reforma a la legislación secundaria, el jefe del Ejecutivo federal intente que las decisiones en el caso de las tres últimas áreas las tomen conjuntamente las empresas privadas y el gobierno, y las relaciones entre Petróleos Mexicanos (Pemex) y particulares se rijan por el derecho privado, además de que se dejaría en manos de árbitros y tribunales extranjeros las controversias que puedan surgir.

Industria paralela


La participación de inversionistas, principalmente extranjeros, haría que en México se creara –según los expertos y juristas– una industria petrolera paralela a la del sector público, con carácter de negocio totalmente particular, que permitiría blindar jurídicamente sus negocios contra cualquier medida que afecte sus intereses, incluyendo la expropiación, con base en el convenio relativo a la Agencia Multilateral de Garantía de las Inversiones, a cargo del Banco Mundial.


Así que la industria nacional estaría totalmente en desventaja y, por tanto, “el monopolio del Estado, previsto por el cuarto párrafo del artículo 28 constitucional, quedaría desvanecido”.


En el documento se plantea que la iniciativa de Calderón permite contratos de riesgo prohibidos por el párrafo sexto del 27 constitucional y deja que funcionarios de Pemex queden “exentos de las responsabilidades que obligan al resto de los servidores públicos”, y favorece, “con un velo de opacidad mayor al de los otros entes públicos”, las decisiones que se tomen en la paraestatal.


Asimismo, consideran que, con su actuar, Calderón Hinojosa modifica “subrepticiamente” el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, al hacer que el Estado mexicano abandone la reserva que hizo para sí mismo en el capítulo sexto, Energía y petroquímica básica, donde se apartaron petróleo, hidrocarburos y petroquímica básica, en sus diferentes fases de explotación, de la zona que incluye el acuerdo comercial.


Con ello, indican los juristas, “quedamos colocados en los supuestos de los capítulos XI y XV del mismo, donde se estipula que si un Estado renuncia, privatiza o transfiere a particulares un área sujeta al control estatal, ésta ya no puede ser asumida libremente por el Estado”.


El 8 de abril pasado, Felipe Calderón envió al Senado de la República cinco iniciativas: Ley Orgánica de Petróleos Mexicanos, reformas a las leyes de la Comisión Reguladora de Energía, de la Comisión del Petróleo, Orgánica de la Administración Pública Federal y, además de cambios, adiciones a la ley reglamentaria del artículo 27 constitucional en el ramo del petróleo.


El 14 de mayo siguiente, el Ejecutivo envió a la Cámara de Diputados reformas a la Ley Federal de Derechos. Todo lo anterior, con “preceptos opuestos a la Constitución”, concluyen.



Fuente :La JORNANDA

miércoles, 3 de septiembre de 2008

¿ Quién dejó la puerta abierta?

La Corrupción y la Impunidad

Por Juventino V.Castro y Castro*


E
l grave problema de la inseguridad que vive con intensidad el México actual –todo mundo lo sabe, menos aparentemente el Gobierno en el poder- es la corrupción y la impunidad. La corrupción se da en todos los sectores, pero especialmente en el sector público. Pero los sectores social y el privado “no cantan mal las rancheras ”.


Consiste en que nuestras autoridades han perdido casi totalmente la ética en el desempeño de sus cargos, la lealtad a las instituciones y la cultura de la legalidad (si alguna vez realmente constituyó cultura mexicana).


Empezó la tendencia desde los inicios de la Revolución Mexicana, ya asentados los generales del ejército popular en el gobierno y en el disfrute del poder público, dando motivo al nacimiento de la mexicanísima “mordida".


Ésta tiene como requisito el que quien disfruta “legalmente” del poder público favorezca a quien no tiene derecho ni instancia alguna, en preferencia al pueblo soberano que le otorgó la dinámica pública, muy pronto copiada por los inversionistas , es decir un montón de descartados que buscan únicamente su provecho personal y se hacen de una riqueza mal habida que les permita continuar mandando en el país, que en realidad es de todos.


Nuestra mordida se internacionalizó, y ya no somos el único país que muerde, sino que nos acompañan en el desvío regímenes extranjeros también altamente corruptos. Pero hay que aceptar que en el evento “corrupción” las autoridades públicas mexicanas siguen conservando la medalla de oro.


En lo que se refiere al problema de la impunidad , en mi concepto ésta no es más que el campo de aterrizaje de la corrupción.


No es tan difícil entender que si los actos corruptos fueran realmente investigados y clarificados, la conclusión forzosamente tendría que ser la consignación y el procesamiento de las autoridades y empleados corruptos.


Así –para muchos- no habría valido la pena el encontrar padrinos, porque al final padrinos y ahijados acabarían en la cárcel por sus actos inmorales, y además se traduciría en advertencia para otros “ antojadizos ” que estén dispuestos a todo para obtener prebendas impensables (como los parientes de jefes de Gobierno), en un estricto cumplimiento de la ley, pero que no ocurriría cuando sí son procesados y condenados sus modelos de imitación.


Es decir, en mi concepto la impunidad es el efecto cierto de la corrupción oficial, porque ambos ocurren en el mismo equipo como acusados y acusadores. Por ello podríamos introducir una variante: los actuales problemas de impunidad en México se originan únicamente en la corrupción.

Podría pensarse que estoy fustigando simplemente a la corrupción de las autoridades. No hay tal, también practican la dañina corrupción el industrial que vende productos en que “trampea” la calidad exigida; es corrupción también la de los comerciantes: vender caro y con nula calidad productos de primera necesidad; es corrupto quien acapara y oculta esos productos para elevar artificialmente su precio; es corrupto el ciudadano que ofrece o acepta la “mordida”; que compra mercancía robada; que alienta con su indiferencia al delincuente a incumplir la ley y las restricciones de conducta; que ofrece servicios o “gangas” que nunca se plasmarán; quien no obedece intencionalmente el orden público y sus leyes; quien se esmera por encontrar “salidas” a los mandatos legales; quien al no denunciar los delitos deja a sus autores en la impunidad; quien grita el 15 de septiembre ¡Viva, México! pero no está dispuesto al menor sacrificio por salvar a su patria de los inmorales, los voraces, los violadores de la ley.


Es verdad, se han producido manifestaciones impresionantes que a todo pulmón gritan. ¡Ya basta! Y que además sinceramente lo sienten.

Pero nadie quiere hacer personalmente nada. Se limitan a exigir a las autoridades que atiendan y combatan a la corrupción impune que nos rodea. Deja en sus manos totalmente la solución del problema que magnifican a gritos y sombrerazos. Pero no están dispuestos a denunciar a los delincuentes, a dejar de comprar “chueco”, a concluir con el comercio en manos de “piratas”, vaya ni siquiera a obedecer y disciplinarse ante los semáforos y a las reglas de tránsito.

Debe entenderse a cabalidad. Las autoridades no están dispuestas a perseguir a “los suyos”, ni a disolver a sus mafias de delincuentes, no están inclinadas a cambiar nada en el país.


Lo que no haga directamente el pueblo para combatir a la corrupción (empezando por la propia) no debe pedirse al “capo mayor” de la mafia.

La gran pregunta final: ¡Cómo lograr eficazmente en México el cambio de la actual cultura de la corrupción !

* Ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación , Doctor en Derecho y Especialista en Amparo , Penal y Constitucional.

pensamientos@juventinovcastroycastro.com.mx

Counters
Enterados de esta lucha