sábado, 15 de noviembre de 2008

Ay güey Ay Cabrón

Por A.Castro

Cumplido que fue el novenario como el plazo de gracia que por costumbre se suele guardar en señal de luto y respeto a la familia de quien ha fallecido , se dio a conocer el día de ayer de manera coincidente con el fin de semana “largo” la transcripción de lo que fueron las últimas palabras de quienes tripulaban el Learjet 45, en el que murieron 14 personas entre ellos el ex secretario de gobernación Juan Camilo Mouriño y José Luis Santiago Vasconcelos ex titular de la SIEDO .

Expresiones como “ ay güey ” , “ay cabrón” e “ hijo de puta madre” forman parte del diálogo sostenido entre piloto y copiloto de la aeronave antes de que ésta se desplomara e impactara - y que - sumado a otros elementos hacen presumir la falta de pericia de los pilotos .

Nimiedad resulta que el lenguaje altisonante no sea políticamente el correcto , cuando se hace notar las deficiencias técnicas que a decir del propio secretario de comunicaciones y trasportes quien coordina la investigación , evidencian la falta de familiaridad con los instrumentos del Learjet . Resulta entonces que los transportes oficiales los conducen, navegan o vuelan cualquier hijo de vecino a quienes sin control se les licencia para hacerlo .
Machetazo a caballo de espadas el que resultó , la seguridad del secretario de gobernación que en otros sistemas es conocido como ministro del interior , se vio vulnerada al encomendarle la función de pilotear la aeronave que lo transportaba a un par de inexpertos ; logística e inteligencia que uno supondría son aspectos fundamentales en la secretaría encargada de los asuntos de gobierno del país .

(……Y yo quejándome de los operadores de microbús en los que ando a diario quienes manejan sus unidades cual “carritos chocones ” de feria y de los que parece no haber control ) .


Así la causa probable del accidente aéreo del 4 de noviembre , apunta que será la ‘teoría de la turbulencia’ , se añadirán algunos datos técnicos y de laboratorio ya que aún restan trabajos por hacer aunque se aprecia que difícilmente la investigación daría un giro.


Ahora se preguntan por qué la explicación no deja satisfecho a la mayoría . Pues no hay que ser doctor pa´ entender que tanta fricción ha hecho callo , un pueblo al que siempre se le esconde la verdad y se le engaña hace de la duda una coraza difícil de penetrar.

2 comentarios:

Laura Z. dijo...

¿Con la vara que mides serás medido?

Dar licencias a quién no está capacitado ¿es un acto de?...

A nadie se le desea la muerte; sin embargo las causas de ésta, me hacen pensar que:

¡Sí! ¡es cierto!
toda causa tiene un efecto,
éste universo ¡tiene sentido!,
la justicia ¡existe!.

Qué esté muy bien Arturo,
saludos cordiales =).

Arturo Castro dijo...

Una muerte trágica siempre es de lamentarse , no debe ser nada fácil asimilarlo para sus familiares. Aunque con cierto fin que era evidente , no puedo dejar de reconocer que me conmovió ver la foto que muchos diarios pusieron en primera plana , aquella en la que el hijo del finado secretario se acerca a su fotografía .


¿ Qué alcances podría tener ese niño para comprender los actos de su padre? , esa pérdida merece todo mi respeto y consideración.


Pero será que ......¿ a quien mal obra , mal le va?.


Universo- cosmos- orden –que lo ajusta todo .


Sin duda me deja pensando.


Laura, cuídate mucho.
Saludos.

Counters
Enterados de esta lucha