domingo, 18 de enero de 2009

Al fin y al cabo un volado.

Ni cheques en blanco , ni esperanzas desbordadas , simplemente el deseo de una mejor relación con el de a lado.

O como usualmente digo yo : Más vale un vecino con un dejo de conciencia , que un hijo de la chingada en potencia.



Counters
Enterados de esta lucha