domingo, 18 de enero de 2009

Al fin y al cabo un volado.

Ni cheques en blanco , ni esperanzas desbordadas , simplemente el deseo de una mejor relación con el de a lado.

O como usualmente digo yo : Más vale un vecino con un dejo de conciencia , que un hijo de la chingada en potencia.



3 comentarios:

Arturo Castro dijo...

Probado , sí se pueden poner comentarios.

guajolota dijo...

¿será? O son sólo sueños guajiros?

Saludos desde el destierro. = )

Arturo Castro dijo...

"I have a dream" dijo otro político de aquellos terruños, hace varios años.


Ese sueño es ante todo una cuestión doméstica , importante no perder de vista éste aspecto. Pienso que hay al menos dos razones fundamentales que sirven de incentivo para querer que los desafíos oníricos se posen sobre el piso y no anden volando por los cielos. Primero, la enooooooorme cantidad de mexicanos viviendo allá con lazos familiares acá . Segundo , nuestra relación de vecindad .


No es fácil vivir a lado de un riquillo que se siente el muy sacalepunta , con influencias y que se la pasa tocando el pandero mientras los otros bailan. Una buena dosis de sensatez en el líder de aquella nación , aunque sea por vía de de rebote , nos hace más llevadera la cercanía.



Guajo .
Muchas Gracias por su visita , se le aprecia el gesto.


Abrazo.

Counters
Enterados de esta lucha